Facebook Twitter Google +1     Admin

Casamentera

Esto es lo que la protagonista de mi proyecto de novela cuenta sobre la sesión dedicada a La Celestina:

Casamentera

Ángel tenía bien preparado cómo comenzar y como seguir aquella sesión posterior al recreo. Nos escribió una definición en la pizarra.  La definición RAE del término “celestina”. Y la copiamos.

celestina1.

(Por alus. a Celestina, personaje de la Tragicomedia de Calisto y Melibea).

1. f. alcahueta (‖ mujer que concierta una relación amorosa).

En el diccionario se aludía a la obra que era objeto de nuestro estudio en esta unidad.

            -¿Alguien sabe decirme un sinónimo coloquial de alcahueta? –preguntó.

            -¿Alguien sabe cómo se llama a la persona que lleva y trae chismes? –intentó ayudar a descubrir la respuesta.

            -¿Nadie de la clase es un o una correveidile? –se produjeron algunas risas.

            -¡Vale! Veo que necesitamos algunas explicaciones. Y vamos a comenzar por informarnos del contenido del tema. ¡Abran la revista y lean, curioseen! –y nos indicó las páginas que el libro dedicaba a La Celestina.

            En mi lectura interesada de dichas páginas, fui enterándome de que Fernando de Rojas es considerado el autor, de que es una obra que tiene carácter híbrido en cuanto al género: o novela o drama, de que tiene dos partes bien diferenciadas que siguen al prólogo, de que hay personajes protagonistas y secundarios bien caracterizados y cargados de vitalidad, de que su argumento tiene un final trágico.

            Cuando preguntó de dónde era el autor, muchos ya habíamos que era de una localidad toledana: La Puebla de Montalbán, que está la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. En Toledo, concretamente. El Tajo, en su curso medio, pasa por ella.

            Se dice que una obra teatral es aquella que se escribe para ser representada y hay mucha razón en esa afirmación. La representación en escena es fundamental. A falta de medios teatrales, y porque nos llevaría mucho tiempo y trabajo, esta vez nos hemos quedado en la lectura de varios fragmentos de La Celestina, una lectura en la que cada uno hacía de un personaje y que tuvimos que ensayar con ganas. Teatro leído, en fin. En uno de ellos, a mí me tocó hacer el papel de Melibea. En esa ocasión, no quiso Daniel ser mi Calisto.

            Otro de los textos lo usamos para hacer un comentario. La lectura del fragmento del acto IV en el que Melibea conoce a Celestina la realizaron Bea, que hizo de Melibea, y la alcahueta, correveidile y chismosa de la clase, que hizo de Celestina. ¡Qué bien lo explica el profesor para conseguir que entendamos la técnica del comentario de texto! A pesar de ello, parece que algunos no muestran demasiado interés por conocer y disfrutar de esta gran obra clásica y cumbre de la Literatura, española y universal.

Fue el momento en el que Víctor, el encargado de recordarle al profesor lo de las frases célebres, le preguntó si había alguna en relación con esta obra. Parece que Ángel estuviera esperando que se lo recordaran porque, al instante, nos dijo que Fernando de Rojas en su genial obra habla de un huerto salmantino al que Celestina lleva a Melibea para que se encuentre con Calisto. Y por eso, desde entonces, se usa la expresión Llevarla al huerto” Hoy, nos aclaró, la empleamos con el sentido de lograr convencer a alguien o seducirlo sexualmente.

Al final de la sesión, nos ha recomendado el portal de internet dedicado a esta obra y que no dejemos de ver la versión cinematográfica española más reciente sobre La Celestina, que compitió con siete nominaciones en la 11ª edición de los Premios Goya con la versión de otra gran obra: El perro del hortelano, de Lope de Vega.

13/02/2013 15:17 Ángel Prieto Linio #. Literatura

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris